¿Por qué tan ansiosos? | Why so eager?

— This post was originally written in Spanish.  Scroll down for the English translation! —

render_anahuacfutYa de nuevo ha llegado el inicio de la temporada escolar.  Y como mi hijo ya está más grandecito (acaba de cumplir los 4), me parece que la gente nunca me deja de preguntar para cuando él va a entrar a la escuela.  Ahora es casi el único tema de conversación en los juegos del parque, y ojalá que algo más interesante pronto ocurra para que tengamos de qué más platicar aparte de su edad y a cuál preescolar estará asistiendo.

Los que realmente sí se me hacen interesantes son los asuntos del crecimiento social y intelectual de los niños; pero es un poco más difícil empezar a platicar sobre estas cosas ahí en el parque con los demás padres de familia.

Hace poco que estuve platicando con la mamá de un chiquito amable Siga leyendo | Continue reading…

Advertisements

Chanclas y conchitas | Flip flops and shells

 cobertizo

— This post was originally written in Spanish.  Scroll down for the English translation! —

Una de las partes que más extraño de nuestra vida mexicana es el pueblito veracruzano en donde viven los parientes de Aron.  Este pequeño pueblo se ubica justo al sur de la frontera entre Tamaulipas y Veracruz.  Fuimos de visita cada primavera durante mis primeros tres años viviendo en México.  Ya después, la inseguridad en todo el pais — debida a los enfrentamientos criminales, desconfianza en las fuerzas armadas y la policía, y la delincuencia en general (tal como matanzas, robos, extorción, secuestros, y violaciones de mujeres) — básicamente nos desanimó de ir dondequiera.  Entonces, no hemos vuelto a visitar por unos años.

Y uno de los detalles que más valoro de estar cerca de la costa a lo mejor a Ud. le suena tontito Siga leyendo | Continue reading…

Que no desaparezcan las tortillerías tradicionales | Don’t let the traditional tortilla shops disappear

— This post was originally written in Spanish.  Scroll down in this post for the English translation! —

Anoche, mi esposo y yo vimos un video en Yahoo! Noticias acerca de otro cambio que está sucediendo en México.  Aparentemente, las tortillerías tradicionales están en peligro de extinción por perder clientes y dinero a los supermercados grandes como Walmart.  La verdad es que por nada nos sorprendió la noticia, ya que hemos visto que en los últimos años, el precio por kilo de tortilla ha estado subiendo rápidamente.  Con la llegada de más tiendas de cadena grande a los municipios pequeños, los mexicanos que siempre buscan ofertas  — y somos casi todos — prefieren ir a comprar  sus tortillas, igual que su mandado típico, en un sólo lugar con el mejor precio para todo lo que uno necesita.

Durante mis años en México, lo que más me gustó de las tiendas de cadena fue la disponibilidad de productos estadounidenses que yo reconocía y extrañaba (¡específicamente durante mi primer embarazo!).  Pero también siempre he disfrutado de un corto paseo caminando “a la vuelta” o a sólamente dos casas, a cualquier tiendita casera cuyos propietarios me reconocían y me demostraban agradecimiento por mi compra.  Y me gusta bastante la idea de poder salir de la casa, dar unos pasitos, y comprar lo que deseo de los vendedores de la calle quienes andan en carro, a pie, o en carrito.

Y claro que con el tiempo las tradiciones cambian; pero a la vez, hay cierta tristeza pensando en el trabajador honesto que aprende de sus papás, quienes aprendieron de sus papás, etc. algún trabajo como tortillero — que antes era tan importante y que ya se reemplaza con las máquinas de las corporaciones que ya tienen demasiado dinero. Siga leyendo | Continue reading…