Viernes de ‘biblioteca’ | ‘Library’ Friday

— This post was originally written in Spanish.  Scroll down in this post for the English version! —

IMG_8349

La hora del cuento en la biblioteca de D | Storytime in D’s library

IMG_8351

Escritorio ‘oficial’ del bibliotecario | ‘Official’ librarian’s desk

En nuestra casa, nos encanta leer (bueno, a mi esposo no tanto, pero ya qué jaja), y tenemos cientos de libros para nuestro hijo. Hace unos días, a D y a mi se nos ocurrió una idea para un juego en que su recámara se convirtiera en una biblioteca temporal.   Hoy íbamos a estar en casa todo el día y necesitábamos algo que hacer; entonces, organizamos el juego.  Puede que suene curioso, pero D estuvo contento siendo el bibliotecario, ayudando a sus amigos de peluche en su biblioteca personal. Dispersamos sus cajas de libros en varios lados de su cuarto.  Él se sentó en su pequeño escritorio, y sus “visitantes” se le acercaría uno por uno.  “Bibliotecario D” les pidió firmar una hoja de papel para poder obtener sus tarjetas de membresía de la biblioteca, y luego “imprimió” las tarjetas pre-hechas para cada uno.  Yo hablé por los peluches​​, pidiéndole a D unos libros sobre animales o libros en español, y “Bibliotecario D” sabía cómo ayudar.  Hasta hizo que todos los peluches formaran un círculo en el suelo para la hora del cuento.

Esto fue una gran manera de prender la imaginación.  Así como jugar a “la escuela”, interpretando a “biblioteca” permitió que D cambiara el papel típico para ser lo responsable del lugar. Siga leyendo | Continue reading…

Advertisements

Fearing and fearing not in Nuevo León

bardacaidaTake a look at the photo above.  This broken-down fence is located at the end of the main avenue of the mass-housing community in which we lived for more than two years.  I took this photo in July of 2011, during a small, personal mission of mine to photograph the tons of trash polluting the street views in our fraccionamiento.  At the time of the photo, this site never struck me as much of anything, other than the landmark I used to judge distance on my 12km runs — 3 to 6 times a week throughout most of 2010 and 2011.  The barda at the edge of the avenue was almost exactly 3km from our house, and I would at least run here and back twice on any given morning.

But 5 months later, the site, and this photo, would begin to give me chills. Continue reading

Y ¿éstos son los que admiramos?

— This post was originally written in Spanish.  Scroll down in this post for the English version! —

Yo amo el fútbol.  No tengo tanto talento para jugar como lo que tienen mis compañeras mexicanas, quienes han estado jugando casi desde que estuvieron usando pañales y cuyos papás lo jugaban y/o lo veían en la tele (mis papás nunca hicieron ninguna de las dos cosas).  Aún así, me interesa ver el juego, sin importa cuales equipos están jugando.  He sido entrenadora de unos equipos infantiles de fút, y me ha dado muchísimo gusto ver el desarrollo de las habilidades y cómo disfrutan el juego.  Jugué en mi equipo escolar durante 4 años de la secu/prepa, y en unas ligas de fútbol rápido y de cancha mientras asistía un semestre de intercambio en el Tecnológico y después cuando me invitaron a jugar en otros equipos.  El fút es el único deporte que siento en mi corazón, y durante mis años viviendo en méxico, he aprendido mucho del juego.

Pero tengo unas quejas sobre el juego profesional, específicamente como lo veo en México:

  1. Las peleas físicas.  Ándale, muchachitos, Uds. están representando tu país, tu región, tu equipo, y tu familia.  Y muchos de Uds. supuestamente se creen cristianos, aún… pero ¿no pueden controlarse cuando se enfrenten con algo que no les gusta?  Bueno, dice mi esposo que yo no podría comprender el furor, pero no es así (¿cuántas veces me ha dicho “la enojona”?).  En toda mi vida, nunca he intentado de golpear a nadie de verdad (con la excepción de mi hermano mayor cuando éramos chiquitos).  Más que nada, me molesta aquí lo que siempre me molesta de la gente de hoy: que nadamás están pensando en el momento y no en las consecuencias — y digo, sí los castigan pero más importante es que hay millones de personas (muchos son niñitos) por el mundo que están viendo el ejemplo que les están dando.  Y nosotros del mundo seguimos odiando y peleando siempre uno con el otro.  Algo tiene que cambiar.
  2. Las caídas falsas y/o exageradas.  Unos jugadores se quedan tirados en el suelo, aventándose Siga leyendo | Continue reading…